Mañana se celebra el tercer aniversario del anuncio del presidente Juncker, en su discurso sobre el estado de la Unión de 2016, de la creación de un cuerpo europeo de solidaridad que brindara a los jóvenes la oportunidad de participar en una amplia gama de actividades solidarias en toda la Unión.

Desde entonces, más de 161 000 jóvenes de entre 18 y 30 años han firmado su adhesión a ese Cuerpo, una iniciativa que ha cambiado la vida de muchas personas. Si bien la mayoría de las actividades financiadas brindan la oportunidad de realizar actividades de voluntariado (individualmente o en equipo), los jóvenes también pueden beneficiarse de períodos de prácticas y de empleo. Además, los propios jóvenes pueden poner en marcha proyectos de solidaridad en los que inicien, desarrollen y gestionen actividades que contribuyan a realizar un cambio positivo en sus comunidades, al tiempo que viven en el extranjero y adquieren valiosas capacidades. | RAPID, IP/19/5547, 13.9.2019