El Banco Europeo de Inversiones, BEI, facilitará al Institut Catalá de Finances, ICF, hasta 250 millones de euros para apoyar a las pymes, las empresas más vulnerables al shock provocado por el COVID19. Ambas instituciones han firmado el primer tramo de esta financiación, que asciende a 150 millones de euros. El acuerdo se ha rubricado gracias a un procedimiento de aprobación acelerado que el BEI ha puesto en marcha en el contexto de esta emergencia, que permite acortar plazos para hacer llegar estos fondos a las empresas españolas lo antes posible. La operación es una de las primeras que se firman bajo el programa del BEI dotado con 5.000 millones de euros para proteger a las empresas europeas frente a la crisis provocada por el coronavirus. 

La financiación facilitada por el BEI a ICF ayudará a aliviar las necesidades de liquidez de las pequeñas y medianas empresas catalanas y permitirá que el ICF pueda desplegar estos fondos de forma inmediata a través de las múltiples soluciones de financiación que ha puesto en marcha la entidad financiera pública catalana desde el inicio de esta pandemia. Cataluña es, tras Madrid, la segunda región más afectada en España por la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus. La pandemia está teniendo un impacto económico negativo en el 90% de las pymes catalanas, y el 75% afrontan problemas de liquidez, según el estudio de PIMEC. Los fondos facilitados por el BEI y el ICF contribuirán a mantener el tejido productivo en Cataluña en un momento crítico. | BEI-2020-129, 28.5.2020